El ‘centavero’ Sanders pone en jaque a Clinton

Con cientos de miles de donaciones que rondan los treinta dólares por donación, un senador independiente de Vermont de 74 años ha logrado derrotar en una elección primaria a la candidata del establishment demócrata en Estados Unidos.

Carlos Rivaherrera/El Universal
Carlos Rivaherrera/El Universal

LOS ÁNGELES, CA.– La semana pasada el equipo de Bernie Sanders, aspirante a la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata, celebró dos acontecimientos importantes: el martes, el triunfo sobre Hillary Clinton en la elección primaria de New Hampshire, y el miércoles, el logro un nuevo récord histórico en las donaciones económicas a una campaña presidencial: 5.2 millones de dólares en sólo 18 horas, hechas principalmente por la vía electrónica.

Durante su discurso de victoria en la ciudad de Concord la noche del martes, Sanders se dirigió a la audiencia presente, y a la que lo seguía a través de los medios, invitando a una noche de recaudación. “Les pido que vayan a BernieSanders.com y contribuyan. Por favor ayúdennos a reunir los fondos que necesitamos, así sean diez, veinte o cincuenta dólares, para continuar la batalla en Nevada, Carolina del Sur, y los estados que siguen”.

En las 18 horas que siguieron a este llamado, la campaña de Sanders recibió cerca de 150 mil donaciones. El promedio de cada una fue de 34 dólares.

Si el sello de Barack Obama en su lucha por la candidatura demócrata en 2008 –también contra Hillary Clinton– fue la campaña a ras de piso, que igualmente logró que sumara importantes cantidades de dinero provenientes de pequeños donadores individuales, lo que distingue a Sanders es su marcado distanciamiento de las corporaciones que cabildean en Washington DC, y que invierten millones de dólares para apoyar al candidato de su preferencia. Durante su campaña, Obama combinó ambos tipos de donaciones; en el caso de Sanders, la distancia con respecto a Wall Street se ha convertido en una marca personal.

La carrera reciente del senador por Vermont lo respalda. Identificado como socialdemócrata, Sanders llegó al Senado en 2006 como candidato independiente, sin afiliación al partido Demócrata o Republicano. Antes de eso, fue congresista en la Cámara Baja por 16 años; Sanders es el miembro del Congreso que ha estado en el cargo en calidad de independiente por más años.

“Es posible hacer las cosas de manera diferente”, explica Erika Andiola, secretaria de prensa de la campaña Sanders y ex presidente de la coalición Dream Act en Arizona. “Una campaña no necesariamente requiere que los políticos se amarren a los grandes intereses del país, los que han financiado indirectamente al gobierno por muchos años. Hay muchos asuntos que el gobierno tiene que resolver, pero no lo hace porque tiene que responder a los intereses de las compañías que los llevaron ahí y que hacen lobby. Nosotros vamos en una dirección diferente; estamos haciendo una gran campaña con pequeñas contribuciones”.

Las pequeñas contribuciones han venido de los sitios más variados. Revisando a detalle las listas de los miles de donadores de la campaña de Sanders registradas en la Comisión Federal Electoral (FEC), se puede encontrar a un desarrollador web de Boston que donó 35 dólares; un hombre jubilado de Iowa que donó 29 dólares; un agente de patentes de California que donó 250 dólares; un administrador de redes de Nueva York que donó tres dólares; un músico de Michigan que donó veinte dólares, y una enfermera de Nueva York que donó 200 dólares.

Los primeros días de febrero, el Center for Responsive Politics, una organización independiente dedicada a rastrear el dinero que se invierte en la política y su efecto en las elecciones, publicó un análisis de las donaciones recibidas por los candidatos a la presidencia a partir de la información registrada por la FEC.

De acuerdo con estas cifras, hasta el 31 de enero la campaña de Sanders había recaudado un poco más de 74 millones de dólares, de los cuales 98% proviene de contribuciones individuales. De esa suma, el 72%, 54 millones, provienen de pequeños donadores, y sólo 26% de grandes donadores. Únicamente 3,500 dólares fueron donados por alguno de los grandes grupos conocidos como PAC, una de las principales fuentes de ingreso de los otros candidatos, incluida Hillary Clinton, cuyos 112 millones hasta la misma fecha fueron financiados en un 86% por grandes donadores.

Financiar la política

En Estados Unidos, además de las donaciones individuales realizadas directamente al candidato, el financiamiento de las campañas se da a través de los llamados “PAC” (political action committee), asociaciones que puede crear cualquier individuo o grupo de individuos para reunir dinero a favor de un candidato, siempre que los fondos no vengan de corporaciones o de un sindicato (aunque los sindicatos pueden formar su propio PAC recibiendo dinero sólo de sus miembros). Se considera que existe un PAC cuando el dinero recibido excede los 2,600 dólares, y sus donaciones al candidato no pueden exceder los 5 mil dólares por candidato, o los 15 mil dólares por partido político, por elección. Sin embargo, los PAC sí pueden realizar campaña a favor de un candidato por su cuenta sin límite alguno –por ejemplo, suelen transmitirse comerciales en la televisión a favor de un candidato que al final aclaran que esa publicidad no tiene relación directa con el candidato o su campaña, sino con un PAC.

Además de los PAC tradicionales, existen los llamados “súper PACs”, agrupaciones de mayor tamaño que a diferencia de los PAC, pueden recaudar fondos de corporaciones y sindicatos, y hacer gastos a favor de un candidato ilimitadamente, siempre y cuando no donen directamente al candidato o a su campaña ni se coordinen con ellos. Tradicionalmente, las empresas líderes en Wall Street –entre ellas las empresas de George Soros o la financiera Goldman Sachs–, las aseguradoras, las empresas de bienes raíces y las petroleras, componen una buena parte de estos súper PACs.

Hasta principios de febrero, las donaciones provenientes de los súper PACs a las campañas por la presidencia, tenían como principales destinatario a los republicanos Jeb Bush, con más de 75 millones de dólares, Ted Cruz con 44 millones, y Marco Rubio con 27 millones. En segundo lugar en la tabla general, se encuentra Hillary Clinton, la contrincante de Sanders en la lucha por la candidatura del Partido Demócrata, con 56 millones de dólares. Sanders se mantiene en un lugar muy por abajo, con tan solo dos millones de dólares provenientes de súper PAC’s del sector educación, trabajadores de la salud, retirados, y asociaciones de abogados –es decir, grupos no vinculados con Wall Street–. Por debajo de él sólo se encuentra Donald Trump, quien jactándose de financiar completamente su campaña, únicamente ha recibido 56 mil dólares de un súper PAC de trabajadores de la salud.

Comparar las listas con los nombres de los contribuyentes para cada candidato, también resulta revelador en el caso de Sanders. Sumando el monto que ha recibido de sus principales 20 contribuyentes, el resultado apenas roza los 400 mil dólares; los principales nombres en la lista son Alphabet Inc (la propietaria de Google), la Universidad de California, y Microsoft. Tomando como punto de comparación a los principales 20 contribuyentes de su contrincante de partido, Hillary Clinton, la candidata ha recibido 34 millones de dólares de una lista encabezada por los grupos financieros Soros, Saban y Paloma Partners.

La contienda

Cuando Bernie Sanders anunció su intención de buscar la candidatura del Partido Demócrata a la presidencia, resultaba difícil de creer que un senador de 74 años y conocido únicamente en el estado de Vermont, que se describe a sí mismo como socialdemócrata y que cuestiona la forma de hacer política en Washington, podría derrotar a una ex primera dama, ex senadora y ex secretaria de Estado, beneficiaria de los nexos con el establishment político que otorga el apellido Clinton.

A punta de encuestas y debates, Sanders ha ido construyendo una marca que empieza a ser identificada a nivel nacional. Su muy cercano segundo lugar a la ganadora Clinton en los caucus de Iowa, y su contundente 60% de los votos, contra el 38% de Hillary en la elección primaria de New Hampshire el pasado 9 de febrero, hacen que Bernie Sanders hoy figure entre los cinco aspirantes –tres republicanos, dos demócratas– con mayores posibilidades de llegar a la presidencia de Estados Unidos.

Uno de los retos que enfrentará Sanders en las próximas semanas tiene que ver con su capacidad de posicionarse entre la comunidad latina, que hasta ahora ha sido uno de los bastiones de voto a favor de Hillary Clinton –durante la elección primaria de 2008, aunque Barack Obama ganó la candidatura, Hilary obtuvo el 62% del voto latino, contra el 38% de Obama.

“Si revisamos las encuestas, el año pasado la mayoría de los estadounidenses no conocían a Bernie Sanders; y sin embargo, hizo un excelente papel en Iowa y ganó en New Hampshire”, recuerda la portavoz Andiola. “Tenemos un excelente momentum para hablar de su mensaje porque la gente le está poniendo la atención que no tenía hace dos meses. Eso es lo que hicimos en Iowa, por ejemplo, en donde, de veinte precintos con población mayormente latina, ganamos quince. En Iowa, 85% de los votos de jóvenes latinos fueron para Bernie, y en New Hampshire, obtuvo más del 50% del voto de mujeres latinas. Hay gente que no ha votado antes porque no confía en el sistema; a esa gente también le vamos a hablar”.

Sanders enfrenta hoy una nueva prueba en los caucus de Nevada, uno de los estados considerados clave para las campañas, el 20 de febrero. Y como en las ocasiones anteriores, los resultados serán compartidos por el equipo del senador a través de un comunicado de prensa que en la parte inferior traerá la leyenda: “Pagado por la campaña Bernie 2016 (no por los billonarios)”.

 

*Publicado en El Universal.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s