Y el Oscar es para…

Bueno, yo honestamente no creo que vaya a ser para Demián Bichir, pero no puedo dejar de celebrar su nominación como mejor actor.

Bichir ha sido durante muchos años un referente de la actuación en México. En algún momento él y sus hermanos aparecían en casi todas las películas que se producían en ese país, particularmente a finales de los noventa. Como es normal, algunas de sus actuaciones fueron muy buenas y otras más bien regulares. A pesar de ello, el nombre de Bichir sigue apareciendo de inmediato cuando de actores mexicanos se trata.

A mí en lo personal no me gustó A Better Life, la película por la que fue nominado Bichir. El argumento presenta una serie de situaciones que resultan incongruentes para quienes han vivido de cerca la realidad de los inmigrantes indocumentados en Los Ángeles, y el barullo que ha levantado recientemente obedece más a una coyuntura política –de la cual se han colgado activistas y organizaciones- que a su calidad como pieza cinematográfica al margen del tema que aborda. Cuando hice mi evaluación particular de la película, concluí que lo que la salva es, sin duda, la extraordinaria actuación de Bichir como Carlos Galindo y del joven José Julián que da vida a su hijo Luis.

Sobre el personaje de Galindo y la preparación para esta película, entre otras cosas, tuve la oportunidad de conversar con Demián en un par de ocasiones, mientras preparaba un perfil sobre él para la revista Gatopardo. Después de ambas sesiones, cada una de hora y media, y de más media docena de entrevistas con personas que lo conocen, me preparé para sentarme a escribir; entonces descubrí que iba a ser más complicado de lo que pensé: todo lo que habíamos conversado me resultaba interesante, y la parte más difícil del proceso de crear un texto, que es decidir qué dejas fuera, se me volvió casi una tortura.

Finalmente el perfil de Demián Bichir apareció en Gatopardo No. 126, en noviembre de 2011. Aunque me gustó mucho el resultado, hay  extractos de nuestras conversaciones que no quedaron dentro del artículo, como el que pongo a continuación, que me parecen super vigentes: en tiempos de campaña electoral, hacen falta personalidades con tantita sensibilidad más allá de la politiquería.

“Creo que el arte sigue siendo lo mas noble que le queda al ser humano. El arte tiene la capacidad de transformar a la gente; la vida de una persona cambia cuando la pones en contacto por primera vez con una manifestación artística. Tu vida nunca será igual después de escuchar una sinfónica en vivo, después de ver un Van Gogh frente a ti, después de ver una actuación brutalmente conmovedora en el teatro. La vida cambia cuando te encuentras con una gran novela, con un poeta formidable. El arte tiene la enorme virtud de sensibilizar a los seres humanos, y si existe tanto hijo de puta suelto es porque no han tenido el menor contacto con el arte. Y esa es una obligación del gobierno federal, llevar la cultura y las artes hasta el ultimo rincón del país”.

Haciendo click en la imagen que aparece aquí abajo pueden encontrar el perfil completo de Demián Bichir publicado en Gatopardo. Lo comparto con ustedes y cruzo los dedos para que ocurra lo improbable y la nominación se convierta en triunfo.


6 thoughts

  1. Wow Eileen!!! qué gran comentario citaste!!! Qué envidia que hayas entrevistado a Demian, la verdad es que yo lo adoro, nomás veía Weeds por verlo actuar, en cuanto entró en escena a la serie le dió un levantón increíble, ese hombre tiene una energía maravillosa!! Ojalá gane se lo deseo de corazón, el hombre es buenísimo actuando!!!

    1. Gracias, Ligia. A mí también me gustó mucho cómo está articulada esa idea, la relación del arte con la calidad moral de la sociedad. Un abrazo.

    1. Wil, fíjate que pensé en mencionar un par de ejemplos, pero no lo hice porque quería centrarme en Demián y no en la peli. Pero ya que estamos en esto, hay varios detalles que me parece que fueron extraídos de una suposición general de cómo operan los inmigrantes y no de un contacto con la realidad. Por ejemplo

      *ojo: si alguien no la ha visto brínquese esta parte porque hay spoilers*

      en la compra de la camioneta: si el protagonista tenía una hermana que era residente legal, lo natural era que la camioneta quedara a nombre de ella; todo el mundo sabe que esa es la forma en la que una persona indocumentada compra un auto, de manera que si lo detienen, otra persona con papeles en regla pueda reclamar el vehículo. La forma en que la compra no tiene mucho sentido. Cuando Carlos compra la camioneta, la lleva a un autolavado. Si conoces a nuestros paisanos, sabes que eso no es cierto, y menos cuando acaban de comprar “su troca”: lavarla uno mismo es uno de los placeres de la reciente adquisición. Un detalle que me molestó mucho es que al parecer Carlos es llevado a un proceso de deportación sólo porque lo detiene una patrulla. Aunque llega a ocurrir, esto no es lo normal en la mayoría de las ocasiones, y menos en la ciudad de Los Ángeles, en donde se desarrolla la historia y que es una ciudad santuario (esta impresión, por ejemplo, contribuye a aumentar el miedo de nuestra comunidad para hacer denuncias). Y bueno, para ya pararle, la escena de la charreada a la que llegan los protagonistas, justo cuando andan buscando una camioneta robada, fue ridícula, inverosímil e innecesariamente folclorista.
      Sé que a nivel activismo y llamado de atención en torno a la problemática migrante la película puede lograr algo positivo; mis observaciones son en términos de la verosimilitud de la peli en sí, que finalmente es lo que lo amarra a uno cuando va al cine.

      Gracias por leerme, un abrazo.

  2. ¡Hola! Muchas gracias por compartir ese comentario de Demián, me gustó mucho “oírlo”. Qué bueno que haces notar las incongruencias de la peli, son cosas que no se nos ocurren a quienes vivimos lejos. Igual que tú, cruzo los dedos, esperando que gane. ¡Saludos!

  3. Gracias, querida. Muy ilustrador lo que dices. No me habia percatado de eso. Pero en todo caso no son cosas menores, eh. Por ejemplo, la distorsion que se hace de LA como un espacio de persecucion. Deberias escribir un post haciendo una critica a la peli desde esos angulos. Lo mismo me decia en consul en NY cuando vio Miss Bala. Me decia que al estar escenificada en Tijuana le daba enn la madre a Tijuana, que ha dejado de ser –por muchas razones y no solo por la guerra contra el narco– una ciudad peligrosa. O ya no lo es tanto. Besos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s