Señor presidente, tiene usted un mensaje

Todos sabemos que este 20 de enero será un día inolvidable para el pueblo estadounidense cuando tome posesión Barack Obama, el primer presidente negro en la historia de ese país. Pero los grupos inmigrantes buscan que el día siguiente, el 21 de enero, también sea un día inolvidable para esta comunidad.

Miles de personas que han empezado a viajar a Washington este fin de semana procedentes de todo el país se darán cita frente a la sede del gobierno federal este miércoles para, una vez pasada la euforia, recordar al nuevo presidente que tiene un compromiso con la población inmigrante que le dio su voto. Pretenden que entre la crisis económica y el desempleo, entre la guerra en el Medio Oriente y la reforma al sistema de salud, Obama no olvide que la tan esperada reforma migratoria también es una prioridad.

Cada grupo ha buscado la manera de hacer ver su presencia en Washington: algunos llevan las típicas mantas, otros buscarán acercarse a los negociadores en el Congreso, otros más realizarán vigilias en los parques; pero una de las que me parecen más interesantes es la organizada por Hermandad Mexicana Trasnacional, un grupo con sede en Los Ángeles.

A partir del viernes pasado activistas de esta organización empezaron a poner el correo miles de cartas en las cuales se solicita a Obama que detenga las redadas y las deportaciones en tanto avanzan las negociaciones para una reforma migratoria integral. El grupo redactó el “machote” de la carta, sacó 10 mil copias y las ha distribuido por todo el condado, afuera de las iglesias, de mano en mano, para que los adherentes la firmen y coloquen en ella sus datos.

La idea es que el 21 de enero, cuando Obama y su equipo inicien labores, 10 mil sobres con la misma petición hayan llegado a la Casa Blanca. Hasta este fin de semana se habían enviado 3 mil cartas, y cinco mil más se encontraban repartidas en espera de ser enviadas.

Además de saturar físicamente el buzón de correo de la Casa Blanca, la campaña invita a todas las personas a que este miércoles se comuniquen al buzón de voz de la oficina presidencial para dejar el mismo mensaje, de preferencia en inglés: “Mr. President, keep the families together, stop deportations and raids” (Señor Presidente, mantenga a las familias unidas, detenga las deportaciones y las redadas). La misma solicitud se ha hecho para quienes puedan enviar un mensaje al número de fax de la Casa Blanca, y para quienes deseen enviar un correo electrónico.

Seguramente Obama espera llegar a su oficina a atender todos los otros asuntos urgentes; pero con esta campaña en marcha, es muy alta la probabilidad de que una de las primeras cosas que escuche sea: “Señor presidente, tiene usted un mensaje”.

 

*Publicado en Migrantes, blog de El Universal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s