Censo 2010: El reto de contar migrantes mexicanos

El próximo 1 de abril es el día oficial del Censo 2010 en Estados Unidos. En todo el país, sobre todo en los estados con mayor diversidad étnica como es el caso de California, esta actividad representa un reto para quienes están a cargo del ejercicio demográfico y tienen como meta contar a todos los que viven aquí, sean del origen que sean, sin importar su situación migratoria o su nacionalidad.

Hace unos días funcionarios del Censo anunciaron con bombo y platillo una de sus innovaciones en el ejercicio de este año: los cuestionarios que entregarán vendrán impresos, además del inglés, en cuatro idiomas, entre los cuales evidentemente se incluye el español. Para quienes hablen algún otro idioma, habrá apoyo de intérpretes hasta en 59 idiomas o lenguas diferentes.

Sin embargo hay varios detalles para los cuales el Censo parece no estar preparado del todo, y en donde, como siempre, los mexicanos entran al quite.

Uno de ellos es el que se refiere a las comunidades migrantes indígenas originarias de México. Aunque no existen datos exactos, entre otras cosas porque muchas de estas comunidades son de reciente migración, se estima que cerca de 250 mil migrantes indígenas residen en Estados Unidos. De estos, un número importante, sobre todo en áreas de producción agrícola como el Valle de San Joaquín, en California, no hablan inglés ni español, sino alguna de sus lenguas de origen: mixteco, zapoteco –en alguna de sus variantes-, purépecha, maya.

A esta desventaja se suma una más. Una cantidad relevante de migrantes no sabe leer ni escribir. La dinámica del Censo consiste en que durante el mes de marzo se envía un cuestionario a cada domicilio del país, y quienes viven ahí lo responden y lo regresan a vuelta de correo. Si alguien es analfabeta, ¿cómo va a responder?

Un tercer factor es la movilidad de la población. Miles de trabajadores del campo no cuentan con un domicilio fijo debido a que viven en constante movimiento porque trabajan de acuerdo con la temporada y la cosecha: tres meses en un sitio, tres meses en otro, conforme los diferentes productos y cultivos lo van requiriendo. En ocasiones viven en albergues creados por las propias empresas que los contratan para este fin; en otros casos, en hoteles cerca de los sitios donde laboran; algunos más incluso en sus autos o en improvisadas tiendas de campaña debajo de los árboles. A estas comunidades, ¿a dónde se les envía el cuestionario? ¿Cómo contarlas?

Finalmente existe un obstáculo que tal vez es el mayor de todos: la falta de confianza en la autoridad. Dada la elevada proporción de migrantes indocumentados viviendo en Estados Unidos y el acoso del que sienten que son víctimas por parte de las autoridades, es poco probable que quienes se encuentran en esta situación estén dispuestos a compartir su información personal con representantes del gobierno, por mucho que les digan que el uso de los datos es confidencial.

Para buscar una salida a estos obstáculos, los funcionarios del Censo han debido recurrir a quienes tienen en sus manos la solución más plausible: los propios migrantes mexicanos. Cientos de organizaciones por todo el país han empezado a hacer acuerdos de cooperación con los equipos del Censo para facilitar el acceso a sus comunidades, con el fin de lograr un acercamiento y construir un vínculo de confianza con quienes puedan mostrarse reacios al conteo.

En el caso de las organizaciones indígenas, el Centro Binacional para el Desarrollo Indígena Oaxaqueño (CBDIO), con sede en Fresno, California, ya ha iniciado una campaña para reclutar voluntarios que puedan fungir como intérpretes de las comunidades que no hablan inglés ni español. Esta misma organización, en conjunto con algunas otras, buscará la manera de acercar el cuestionario a quienes no cuentan con un domicilio estable dentro de los campos en California o en otros puntos del país.

Cada oficina regional del Censo ha debido echar mano de jóvenes voluntarios o asalariados con características similares a las de la población que presenta un reto para su conteo: personas migrantes, de preferencia bilingües, que conozcan la dinámica familiar de quienes tienen poco tiempo en el país y que despierten la confianza de sus propios vecinos. La esperanza es que de esta manera se logre elevar el porcentaje de devolución del cuestionario, que actualmente no rebasa el 65%.

Las estadísticas que arroje el Censo 2010 servirán como parámetro para determinar, entre otras cosas, el presupuesto que se destinará a los programas de educación, salud, servicios públicos y asistencia social que reciben las comunidades en áreas específicas; de ahí la importancia de contar cuántas personas viven en el país y cuál es su perfil demográfico. En una tarea fundamental para la vida de la nación en la próxima década, de la cual la comunidad migrante será importante protagonista, sólo el trabajo voluntario y solidario de su gente logrará que los suyos en verdad cuenten.

*Publicado en Migrantes. Foto: Eileen Truax.

About these ads

5 pensamientos en “Censo 2010: El reto de contar migrantes mexicanos

  1. yo no quiero ser despectiva con los mexicanos, pero la verdad que trabajo traduciendo a los mexicanos que viven en estados unidos como inmigrantes. Pocas veces en mi vida vi gente tan ignorante. Hablan mucho, demasiado, y no saben ni entienden el sistema estadounidense. Se meten a tener tarjtas de credito cuando no entienden ni como funcion, y despues se ponen mal porque las cosas les salen mal. Si pusieran la mitad de energia que usan para hablar y hablar como nadie en el mundo, podrían estudiar y ser mejores personas, y no realmente gente que está arruinando a estados unidos. ademas no entiendo como pueden estar en un país por 20 años y no saber el idioma. O sea, está en todos lados, después de años de escucharlo me imagino que solamente a alguien que tiene comprensión limitada no puede aprenderlo. Espero que todos los mexicanos no sean así.
    Saludos!

    • Encontré tu comentario precisamente buscando información del porque los mexicanos no hablan inglés. Sin ofenderte, me sorprende que seas “intérprete” cuando tienes tantas faltas de ortografía y gramática. Y precisamente porque me he dedicado a saber y tratar de entender el porque “algunos” inmigrantes mexicanos no hablan inglés, te puedo decir que hay muchos factores y no se puede meter a todos en el mismo saco. Para contestar tu pregunta, No, no todos los mexicanos somos así. También hay muchos con maestrías y doctorados, aquí y en México. Mas sin embargo, la gran mayoría de los que llegan aquí son los más pobres y marginados en México, y precisamente por eso están aquí. Te ayudaría saber un poco más de la historia de estas personas. En todos los países existen personas ignorantes, pero no con menos valor humano. Me imagino que tú no eres mexicana, pero si fueras un poco inteligente, deberías saber que en tu país también existe la ignorancia. También no es bueno hablar a la ligera por que estas generalizando y muchísimos estadounidenses también usan tarjetas de crédito sin entender los conceptos y terminan en banca rota.

  2. Mira todos los mexicanos no somos asi no se de donde seas tu, pero si no los soportas por que hablan tanto pues deja de trabajar con ellos por que creo que graciasa ellos que no saben ingles despues de tanto tiempo que viven halla trabajas……

  3. exactamente, gracias a ellos trabajo, y eso estoy agradecida, pero me gustaría trabajar para gente que no sabe inglés pero que sea inteligente. Una cosa no quita la otra, puede ser gente educada o inteligente, o con capacidad de entender simples instrucciones que unicamente no sepa inglés, pero ese no es el caso. Ojala todos los mexicanos no sean así, lamentablemente los que se van de mexico sí, y aunque no soy Estadounidense ni vivo allí, me da lastima que se les arruine el país porque gente ignorante (en buen sentido) se lleva todos los recursos.

  4. Increible còmo se habla tan despectivamente de un pueblo. En primer lugar hay que buscar las cuasas de porquè en mèxico hay millones de personas analfabetas y cuasas depor què huye a los Estados unidos. Què pasa en mèxico que provoca esto? Ya en los estados unidos los mexicanos estàn para trabajar como esclavos para asegurar la superviviencia de sus familias y apoyar en algo a los que quedaron atràs. Estudiar inglès? Por favor, en què tiempo. Sin embargo, estàn en las tareas màs durasdela economìa norteamericana sin seguro mèdico, ni garantìa para su salud ante un accidente. es una fuerzade trabajo muybarata. Esa ley es un crimen. Y por què la ley de ajuste cubano favorece la emigraciòn desde Cuba?Los mexicanos merecen respeto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s